Blogia
Enetemec

Cuchipencias

Fuimos un momento a empolvarnos la nariz

Supongo que se habrán dado cuenta del nuevo estado de letargo que otra vez se ha adueñado de la bitácora, sueño del que vamos a despertar en breve.

Ya estamos maquinando alguna cosilla nueva, amén de seguir con las de siempre. Esperando que todos ustedes nos sigan leyendo, o al menos algún descarriado que todavía se acuerde de nosotros.

Regresaremos pronto con novedades, como ya he dicho. Hasta entonces, dentro de nada, se lo prometo, que ustedes lo pasen bien.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Y a la vuelta mucho más

Como ya os contábamos hace poco Cris y yo partimos el próximo lunes a la capital del reino para ver museos, comprar cosas y tomar copas.

A la vuelta pretendo hacer una pequeña renovación en el diseño del blog y dinamizar la cosa, pues como sabéis está el tema bastante parado de un tiempo a esta parte. Ya tengo ideas para un par de artículos (sí, ya he dicho esto alguna que otra vez últimamente pero ahora puedo concretar con mi novia el enfoque y la realización de los posts), y como también he dejado caer en alguna que otra ocasión pretendo hacer un poco de publicidad como pueda, sin joder demasiado la dinámica habitual de vuestras bitácoras. Sólo os pido si os interesa y tenéis tiempo un poquito de ayuda en eso de la promoción, siempre teniendo en cuenta que por encima de todo y como ya he soltado en otro momento lo importante aquí es pasarlo y que lo paséis bien.

Huelga decir que lo primero que hagamos tras nuestro retorno es un amplio reportaje de nuestra aventura madrileña, acompañado de sus correspondientes fotos (¿podríais decirme un maldito servidor en el que las fotos no queden diminutas cuando las subes? O incluso mejor: ¿alguien me da un curso de cómo hacer un blog en condiciones?). Mientras tanto, a la derecha del blog tenéis los archivos por si os apetece ir leyendo las cosillas que hemos ido haciendo por aquí. O también podéis dedicaros a ver videos de Youtube, que también tiene su miga. Un abrazo y hasta dentro de poco.

Vacaciones de verano para ti

Os decíamos hace poco que estábamos preparando un artículo nuevo, pero entre unas cosas y otras todavía no nos hemos puesto a ello.

Además de que Cris sigue enfrascada en los exámenes (la semana que viene al fin termina, y a ver si para entonces hacemos de una vez lo que tenemos pensado en cuanto al blog), hemos estado planeando las vacaciones. Este año me dan una semana más, que con la que ya tenía suman catorce maravillosos días de jolgorio y regocijo. En realidad estaría del carajo irse otros quince días, pero cuando tus jefes son uno de tus hermanos y tu padre el concepto descanso estival es muy ambiguo.

Dentro de unos días nos piramos a Mérida al festival Via de la Plata, en el que tocan entre otros Iron Maiden y Slayer. Cristina ya ha visto a La Dama de Hierro, pero yo me estreno con ellos; ya iba siendo hora sin duda. A Slayer tampoco los he visto a estas alturas, por lo que me estoy planteando ponerme pañales ese día por lo que pudiera pasar.

Más tarde en agosto hemos decidido ir a la capital del reino, pues aunque quizá a alguien que no tenga la playa demasiado cerca pueda resultarle una locura buscamos algo distinto de un reposo en la costa; ya son unos cuantos años con arena metida en el culo y vamos a cambiar de rollo. Nuestro plan en Madrid es hartarnos de ver museos, monumentos y demás, del mismo modo que darnos un garbeo por allí y mirar tiendas llenas de todo tipo de artículos que aquí no se encuentran. Un chorizo debajo del brazo, encontrarnos a un famoso, poner cara de imbécil delante de los edificios grandes y homenajear por la cara a Paco Martínez Soria será cosa fácil.

¿Cuáles son vuestros planes para este período tan esperado? Igual hasta podemos coincidir y llevar el encuentro bitacorista a la realidad. Nosotros encantados.

Esto no quita que dentro de poco subamos un post nuevo con la marca de la casa. Y con él empezará de nuevo la promoción y el spam masivo en vuestros blogs. Que no, que es coña. Bueno, un poquito cansino sí que me voy a poner, pero sé que me perdonaréis.

Capulladas et labora

Mientras preparamos el próximo artículo, que ya aventuramos que será de esos hermosos que ponemos por aquí de vez en cuando, he pensado en abriros una vez más mi corazón y aprovechando que me he acordado hablaros de una de las cosas que hacen mi trabajo más llevadero.

Trabajo con mi padre y uno de mis hermanos, con todo lo que eso significa. Aparte de un concepto particular del término vacaciones y la inexistencia de los días de asuntos propios el trabajar en familia supone en mi caso un aliciente en muchos casos más satisfactorio que la posibilidad más o menos remota de una paga extra, y es el reírnos de las tonterías que sueltan nuestros clientes.

Así es amigos, somos unos hipócritas que ponemos buena cara para vender lo que sea y que en cuanto quien sea se ha marchado nos dedicamos a reírnos de su acento, sus expresiones o de sus infructuosos intentos de rebajar 50 euros del precio final de un producto (totalmente verídico). La cosa no sería tan divertida si no fuera porque muchas de las personas que van a comprar a nuestro negocio con más o menos asiduidad proceden de pueblos de nuestra provincia, y a cierta bastedad intrínseca del habitante del medio rural en su mayoría hay que sumarle la brutalidad propia de la peña que viene a hacer negocio; con esto no quiero decir que nos ríamos de los catetos, la gente de pueblo que conozco es en un porcentaje altísimo tan excelsa y sublime como pueda serlo cualquier cenutrio de ciudad como nosotros, simplemente nos mofamos del zotismo particular de algún que otro gañán que se pasa por allí, acentúado por su condición de pueblerino. Por si no fuera poco tenemos contacto habitual con el gremio del transporte, sector en el que al menos por experiencia propia puede uno encontrarse verdaderos poetas de lo zafio.

Ante el desfile de personajes que día sí día también tienen la deferencia de visitar nuestra nave mi hermano y yo no podemos evitar el escuchar conversaciones y expresiones para alojarlas en lo más profundo de nuestros cerebros y recurrir a ellas en momentos de aburrimiento, que son unos cuantos, y repetirlas hasta la saciedad en un bucle infinito como una especie de interpretación irrisoria del eterno retorno de lo mismo de Nietzsche aplicado al amor por lo chabacano. Somos así de idiotas.

Para jolgorio y regocijo del personal he tenido a bien traeros en forma de recopilación algunas de las mejores perlas del lenguaje que durante este tiempo hemos ido almacenando en nuestro corazón, y me gustaría que enrriqueciérais el artículo con vuestras propias gilipolleces preferidas. Quiero decir que a ver si le damos un poquillo de vidilla al blog, se lo decís a vuestros familiares y amigos...

Dos camioneros hablan entre sí: -"¡Deja ya de beber, que te gusta mucho la cerveza, que te huele el aliento a cerveza!" "-Me huele el aliento a pipa de coño. A PIPA DE COÑO".

Un transportista trae una nevera estilo años 50: "-Ese frigorífico es de los tiempos del rock'n'roll".

El mismo camionero de la primera frase le dedica un piropo a un compañero: "-Me voy a tener que cagar en tus reverendos muertos".

Diciéndole a un cliente que los precios subían, me responde mientras se señala las partes: "-Todo sube menos esta". Grandes risas y posterior respuesta de mi hermano "-Eso te dice tu mujer, ¿no?". Sí, mi hermano tiene muy poca vergüenza.

"-Yo tengo dos niños, y no quiero más. Mi mujer me dijo de tener otro y yo le dije: ¿otro niño? ¡TE QUIERE Í A SHUPARLA ÍA!". Actualmente este señor está divorciado. En serio.

Un día en que mi a mi padre se le notaba cansado, le pregunta el sujeto de la frase anterior: "-¿Que pasa gordito? (llama así a mi padre. Sin comentarios) ¿Estás enamorao, estás enamorao, ESTÁS ENAMORAO?"

Al mismo tío le pide mi hermano el código postal, para hacerle una factura. Cara de desconcierto del colega. "-¿Eso qué es? Yo no tengo de eso".

Venía un cliente con un mono de trabajo que parecía de la Guardia Civil. Le dice mi hermano: "-Eso parece de los Civiles". "- Es que me lo ha dado un Guardia Civil; me lo pongo por si hay algún Civil en la carretera me vea y se piense que soy otro de ellos". Momento de silencio y se empieza a reír solo "- El mono este lo ve un Guardia Civil y dice: ostia, la Guardia Civil; ellos mismos se asustan".

"-Eso es muy caro". Respuesta de mi hermano: "-Todo el mundo que viene dice que es barato menos tú". Se ríe el otro y le contesta: "-Yo es que si no digo que es caro reviento".

"-Las tías es que son la ostia".

"-Te descuidas y te meten to la polla".

Un tío nuestro que nos visita de vez en cuando y que no va mal de pelas, mirando su coche: "-Veo el coche así de sucio y me dan ganas de comprarme otro". Pasaron un par de meses y se compró otro.

Como véis, no todo es ganarse el pan con el sudor de la frente, y hay también espacio en la jornada laboral para la tontada y la estupidez. Ahora os toca a vosotros contar las chorradas que oís/decís en vuestros respectivos currelos. Démosle alegría a esto.

 

Fauna del gimnasio

La vida de uno va discurriendo por senderos que en numerosas ocasiones no te esperas ni por asomo. Al igual que nunca pensé que vería Eurovisión, y con la de mañana ya van a ser dos las galas las que me trago, he terminado hace poco más de un mes apuntándome al gimnasio.

No voy a negar que ciertamente me venía haciendo falta ponerme en forma; mi antaño estilosa figura ha decaído un pelín de unos meses para acá, y además de cultivar la parte más frívola de mi personalidad siempre está aquello de la salud. Tan particular antro supone para la maruja que llevo dentro la alegría de poder observar el tipo de peña que va a estos sitios, básicamente:

- El grupito de cansinos del ejercicio: 4 o 5 colegas que hacen las máquinas juntos, no paran de enseñarse los músculos y se pican para ver quién es capaz de hacer más abdominales o levantar más kilos. Viendo el comportamiento de estos señores entiendes el tópico del gimnasio en el porno gay.

Curiosamente, al menos los cansinos que yo he visto, a pesar de estar bastante fuertes y atléticos su engreimiento es mayor que su masa muscular. De todas formas, a los mantas como yo no les prestan mucha atención, del mismo modo que tampoco le echan cuenta a los que están más en forma que ellos; supongo que a los primeros porque no suponemos una amenaza para su status y a los segundos por no estar cerca de alguien que les ha superado. O a lo mejor es que en el fondo son un poco gilipollas.

- La procesión va por dentro: estas personas son seres humanos normales y corrientes, incluso alguna vez tirando a feos, que cuando levantan una pesa o realizan una serie de repeticiones se convierten en bestias, desarrollando auténticas bolas de músculos por todo su cuerpo en milésimas de segundo. Son por norma general retraídos, y suelen ir solos o como mucho en pareja. En la ducha todavía no le he visto a nadie los pendientes reales, pero no me extrañaría que esta gente sintiera el frío del suelo.

- El abnegado atleta: me provocan una mezcla de choteo y compasión. Personas que a pesar de estar bastante apañadas físicamente hablando encuentran cualquier cosa que no le gusta en su cuerpo (no sé por qué suele tener que ver siempre con la musculatura de las extremidades inferiores o el culo) y dedican el 90% de su tiempo en intentar pulir el defecto. Por desgracia la suerte no suele estar de su lado y terminan sus días de ejercicio con el síndrome Super Ratón: pecho palomo y piernas de bailarina.

- Novato: aquí estoy yo. Se nos nota que acabamos de empezar porque miramos a todos lados con timidez, incluso los que somos extrovertidos, estamos constantemente preguntándole al dueño del gimnasio qué coño hacemos, no manejamos bien las máquinas y aún nos miramos con recelo en el espejo. Desconozco el factor que hace que algunos nos quedemos y otros huyan despavoridos.

- Narciso: caballero o señorita que realiza todos sus ejercicios delante de un espejo, mirando atentamente cómo suben y bajan sus músculos con el esfuerzo y procurando sudar lo suficiente para demostrar que han estado moldeando su cuerpo pero no lo bastante como para estropear su ropa de deporte nueva. Algunos cansinos son claramente narcisos cuando se quedan solos.

- Conan jubilado: ancianos que a pesar de salir del recinto con bastón tienen la pierna del grosor de mi pecho. Su máquina predilecta es la bici, en la que se pueden pasar horas sin apenas acelerársele el pulso. Una vez vi a un viejales pedaleando como un descosido con un cigarrillo de plástico para dejar de fumar en la boca. Eso, encima recochineo.

Al final, me he dado cuenta de que el ser humano tiene las mismas tonterías en todos los sitios. Pero oye, me estoy poniendo fuertecito. Y además me echo unas risas.

 

Da igual cómo sea, siempre huele a plástico mezclado con sudor y lejía o algo así

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

A los extremos se los conquista por el estómago

Mi amor al death metal no es cosa nueva: puede que aún no lo hubiera dicho directamente pero se me ve el plumero en muchos de los anteriores artículos. El cariño que profeso a la chunguez extrema y el pajerismo tortuoso, tanto el relacionado con Onán como el que tiene que ver con lo zetoso y lo bizarro es también de sobra conocido. En este post, una vez más vamos a unir la paja y el metal, cual Nikki Six en horas bajas.

Entre las muchas cosas que hacen al death grandioso a la par que tachado de ruido por el oyente poco experimentado en la extremitud metalera son sus vocalistas. Llevando su diafragma hasta el límite, estos entrañables seres humanos son capaces de transmitirnos la oscuridad, la podedumbre y el hedor con el que pretenden llenar sus composiciones (cualquier día me fichan en RafaBasa), usando la técnica de canto que en inglés se llama growl y en idioma patrio se denomina gutural. Nuestra intención hoy es dar un repaso a distintos tipos de growls para que veáis a donde puede llegar la ignominia de las bandas de metal extremo y de los fans, y de paso tener material para mandar e-mails en el curro, que el correo aquel de las universitarias en pelotas está un poco visto. Empieza nuestro paseo por la sordidez death.

Growls básicos

He decidido bautizar así a los guturales de las bandas con sonido más clásico, en los que el estómago del cantante realiza un menor esfuerzo y que están más proximos a un gruñido que a otra cosa. Incluso si ponéis atención se pueden entender las letras, aunque tampoco os esperéis en la mayoría de los casos las obras completas de Valle-Inclán.

 

Este tema de arriba se llama Severed Survival y es de Autopsy, pioneros en esto del death metal. Lo que se ve en el video es la hermosísima portada de su primer álbum, llamado como el tema que os he puesto; la tapa se censuró en su día y fue sustituída por otra.

 

Otros de los papis del género, Chuck Schuldiner y sus Death. El otro día en un concierto un grupo de aquí versionó este track, llamado Zombie Ritual, y me pareció sentir que me meaba encima.

 

Napalm Death, Suffer The Children. La pixelación del video venía de regalo.

 

Mi exponente preferido de lo que es el death metal primigenio en cuanto a voces. Obituary, con un vocalista que merece una plaza con su nombre: John Tardy. El pelazo que siempre ha lucido lo hacen más querible si cabe. Este bello himno responde al nombre de Turned Inside Out.

 

Growls oscuros

En este caso nos referimos a guturales más cavernosos, en los que su perpetrador siente el poder del metal trabajando en su abdomen. Idóneos para transmitir oscuridad o acidez de estómago.

 

Bloodbath, supergrupo sueco en el que, entre otros, militó cuando se grabó este Bathe In Blood el para mí mejor gutural oscuro y cavernoso del extremo, Mikael Akerfeldt de Opeth. A-co-jo-nan-te.

 

Polonia es actualmente el país más fuerte en cuanto a metal extremo se refiere, y uno de sus máximos exponentes son Vader, a los que por cierto esta tarde vamos a ver Cris y yo junto a otros bellos grupos. El caso es que Shadowfear, que así se llama esta canción, en directo es una tonadilla grandiosa, os lo digo yo que ya vi al grupo una vez. La cansinez metalhead es lo que tiene.

 

Guturales muralla de sonido

Así llamo yo a el sonido que se hace tan cavernoso que no es más que una especie de rumor por encima de las guitarras. Os pongo el que creo que es más representativo.

 

Uno de esos grupos que conoce la gente que no escucha metal extremo. Los Cannibal Corpse hasta salieron en Ace Ventura , porque por lo visto le molaban taco al Carrey. El vocalista que grabó esta canción, titulada Hammer Smashed Face (poesía pura) está actualmente en la banda Six Feet Under, que por cierto versionó el Back In Black de AcDc enterico, y es conocido por su activismo a favor de la legalización de la marihuana. Sabiendo esto más de uno seguro que le encuentra explicación a que berree así.

 

Empieza la cerdización

Ahora comienza la auténtica coña marinera de todo esto. Si habeís sido capaces de tragaros lo anterior sin haceros mucha gracia el género, desde aquí mi aplauso y mi ánimo para seguir adelante porque lo que viene os va a molar. Fijándoos bien, en el tema anterior y sobre todo al final de algunas frases os habréis fijado que la voz de Chris Barnes parecía convertirse en una especie de gruñido, como el sonido de un cerdo. Pues bien, en algunos casos ese puerco interior se hace más patente si cabe:

 

En España también se hace death, y Avulsed son uno de los grupos más conocidos fuera de nuestras fronteras. ¿Notan como al final de las frases, hace acto de presencia un cerdo al micrófono? Enorme. Por cierto, el directo de esta gente mola un cojón.

 

Severe Torture vienen de Holanda, en directo no están nada mal y su vocalista es buena gente. De nuevo nos encontramos con que el cerdismo empieza a hacer acto de presencia otra vez. Decree Of Darkness se llama esta pista, por si os da por bajárosla.

 

Un cerdo en la mesa de mezclas

Finalmente, llegamos al culmen del growl. Algunas veces, los vocalistas en este nivel se ayudan de pedales para conseguir un sonido más cerdo si cabe, pero en muchos casos las propias bandas aseguran que sus cantantes no precisan de ningún efecto adicional para conseguir alcanzar estas cotas de guarreo. Yo sobre eso no me pronuncio y dejo siempre el beneficio de la duda ante estos cerdos cantantes.

De un tiempo a esta parte esta forma de gutural impera mucho en el brutal death y el grind procedentes sobre todo de Usa, por lo que no va a ser difícil poneros ejemplos.

 

Death técnico con voz de gorrino, y encima toca la guitarra. Los Iniquity me caen bien, y no son americanos sino daneses. Uno de mis temas favoritos de los muchachos estos es precisamente el que os he puesto, The Bullet’s Breath.

 

Los alicantinos Tu Carne demuestran que no hace falta ser del país de las barras y estrellas para hacer goregrind poderoso. Ya os lo dije arriba, ¿usan pedal para sonar a cerdo? Lo dejo a vuestro criterio. La canción se llama Ladrón De Cadáveres. Amor y buen rollismo a raudales.

 

Un buen exponente del brutal death americano, Deeds Of Flesh y su Cleansed By Fire. Y parece ser que si la técnica se hace bien, ni duele la garganta ni nada. Eso sí, en invierno una rebequita tendrán que ponerse, no vaya a ser que cojan frío.

Para finalizar, quiero dejar aparte a tres vocalistas que son todavía un más allá de sus compañeros, cantantes que os harán preguntaros hasta dónde llega la capacidad humana, o al menos os harán exclamar: pero qué coñ...

 

Devourment es el grupo. Festering Vomitous Mass es el tema. Del vocalista, hablad vosotros.

 

El cantante de Brodequin me encanta porque sólo se escucha una especie de corriente de aire salida de su cuerpo. Muchas de las letras de este grupo hablan de tortura medieval, y desde luego para algunos oírles se asemeja mucho a eso. Por si queréis meter el tema en el iPod se llama Slaves To The Pyre.

Y lo más chungo y a la vez la cumbre de todo, es esto:

 

Arriba os dije que muchos de estos grupos aseguran que sus vocalistas no usan efectos para su voz, y Demilich incluso lo pusieron en la portada de este álbum, que es la que se ve en el video por cierto. A esto lo llamo yo, en una de mis ingeniosas y espontáneas sinapsis neuronales, sonido de cisterna de váter. Pero es que me pone hasta cachondo. Esta canción viene en su hasta ahora único disco, titulado Nespithe, y se llama The Sixteenth Six-Tooth Son Of Fourteen Four-Region.

Quizá este viaje por la cafrería vocal metálica no haga sino alejaros definitivamente de lo extremo, pero con él sólo quería mostraros como ya dije hasta dónde puede llegar la chunguez de la especie humana. Si en el fondo os ha molado y todo...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I Aniversario

 

Pues sí, parece mentira pero hace ya un añito que tenemos el blog en pie. Una bitácora que empezó como un simple rincón personal y si bien a día de hoy en el fondo no es más que eso, se ha hecho un poquito más grande gracias a los que nos leéis.

Quisiera agradeceros vuestro apoyo y vuestras visitas, ya que como digo no sois sino vosotros los que habéis conseguido que este weblog sea algo más que un simple diario personal. Además de contribuir con vuestra lectura al enrriquecimiento de este sitio hemos podido conocer otros blogs afines al nuestro, que leemos con cariño y de los cuales aprendemos para construir un sitio que nos mole a todos.

Hemos hablado de muchas cosas, y bien sabéis que alguna que otra ocasión esto ha decaído un poco, pero espero que a partir de ahora y al ritmo que se tercie podamos seguiros ofreciendo contenidos que si bien probablemente no tengan a mi juicio la calidad, sapiencia o trabajo de otros lugares, al menos serán cosillas para pasarlo bien leyéndolas. De momento tengo alguna idea para artículos futuros, pero siempre digo que esto lo hacemos entre todos y las sugerencias siempre son bienvenidas.

Sin más, os emplazo a las próximas actualizaciones de este blog que se va haciendo mayor, pero al que aún le queda mucho que decir. Abrazos to everybody, recordad que este espacio de cachondeo y reflexión sigue abierto y como ya dijimos en el post anterior, estamos aquí para pasarlo de puta madre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Una casualidad de esas que molan

Ya lo dije en el artículo anterior: el amor por el bizarrismo y la paja hace que se den coincidencias que de otro modo sería prácticamente imposible que sucedieran.

No hace mucho, por petición popular subimos un post sobre portadas chungas de metal. Amén de otras cuantas que comentamos y que fueron de vuestro agrado, había una particularmente querida por mí, que no es otra que aquella en la que salía Carlos Villagrán, Quico en El Chavo del Ocho, con dos cuernos en la cabeza e inflando los mofletes sobre un fondo de llamas. Ya dije que si me inclino ante algo así es porque hay que tener mucho sentido del humor y un buen par de gónadas para hacer una tapa de esas características, y que me encantaría haber felicitado al autor de tal imagen.

Pues bien, resulta que hace muy poco el perpetrador de la misma se encontró nuestro blog por casualidad, y nos contaba que le había encantado la bitácora en general y el artículo de las portadas en particular, sobre todo cuando hablaba de la suya. En los comentarios del artículo de las portadas (aquí lo enlazo otra vez, por si la gañanería y la vagueza os impide leer un poco más arriba) nos explicaba cómo creó tal obra de ingenio, y de paso nos dejaba su web para ver más diseños suyos, un pelín más serios todos ellos que la imagen de marras, además de recomendarnos su banda y la banda para la que creó la imagen, a quienes como bien le dije a nuestro amigo me hubiera encantado haber visto la cara que pusieron al encontrarse con lo que su compi les había preparado para ilustrar su álbum.

Muchísimas gracias por la visita Daniel. Cosas como esta son las que a uno le animan a seguir contandoos tontás, que al fin y al cabo estamos aquí para pasarlo de puta madre.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres