Blogia
Enetemec

Capulladas et labora

Mientras preparamos el próximo artículo, que ya aventuramos que será de esos hermosos que ponemos por aquí de vez en cuando, he pensado en abriros una vez más mi corazón y aprovechando que me he acordado hablaros de una de las cosas que hacen mi trabajo más llevadero.

Trabajo con mi padre y uno de mis hermanos, con todo lo que eso significa. Aparte de un concepto particular del término vacaciones y la inexistencia de los días de asuntos propios el trabajar en familia supone en mi caso un aliciente en muchos casos más satisfactorio que la posibilidad más o menos remota de una paga extra, y es el reírnos de las tonterías que sueltan nuestros clientes.

Así es amigos, somos unos hipócritas que ponemos buena cara para vender lo que sea y que en cuanto quien sea se ha marchado nos dedicamos a reírnos de su acento, sus expresiones o de sus infructuosos intentos de rebajar 50 euros del precio final de un producto (totalmente verídico). La cosa no sería tan divertida si no fuera porque muchas de las personas que van a comprar a nuestro negocio con más o menos asiduidad proceden de pueblos de nuestra provincia, y a cierta bastedad intrínseca del habitante del medio rural en su mayoría hay que sumarle la brutalidad propia de la peña que viene a hacer negocio; con esto no quiero decir que nos ríamos de los catetos, la gente de pueblo que conozco es en un porcentaje altísimo tan excelsa y sublime como pueda serlo cualquier cenutrio de ciudad como nosotros, simplemente nos mofamos del zotismo particular de algún que otro gañán que se pasa por allí, acentúado por su condición de pueblerino. Por si no fuera poco tenemos contacto habitual con el gremio del transporte, sector en el que al menos por experiencia propia puede uno encontrarse verdaderos poetas de lo zafio.

Ante el desfile de personajes que día sí día también tienen la deferencia de visitar nuestra nave mi hermano y yo no podemos evitar el escuchar conversaciones y expresiones para alojarlas en lo más profundo de nuestros cerebros y recurrir a ellas en momentos de aburrimiento, que son unos cuantos, y repetirlas hasta la saciedad en un bucle infinito como una especie de interpretación irrisoria del eterno retorno de lo mismo de Nietzsche aplicado al amor por lo chabacano. Somos así de idiotas.

Para jolgorio y regocijo del personal he tenido a bien traeros en forma de recopilación algunas de las mejores perlas del lenguaje que durante este tiempo hemos ido almacenando en nuestro corazón, y me gustaría que enrriqueciérais el artículo con vuestras propias gilipolleces preferidas. Quiero decir que a ver si le damos un poquillo de vidilla al blog, se lo decís a vuestros familiares y amigos...

Dos camioneros hablan entre sí: -"¡Deja ya de beber, que te gusta mucho la cerveza, que te huele el aliento a cerveza!" "-Me huele el aliento a pipa de coño. A PIPA DE COÑO".

Un transportista trae una nevera estilo años 50: "-Ese frigorífico es de los tiempos del rock'n'roll".

El mismo camionero de la primera frase le dedica un piropo a un compañero: "-Me voy a tener que cagar en tus reverendos muertos".

Diciéndole a un cliente que los precios subían, me responde mientras se señala las partes: "-Todo sube menos esta". Grandes risas y posterior respuesta de mi hermano "-Eso te dice tu mujer, ¿no?". Sí, mi hermano tiene muy poca vergüenza.

"-Yo tengo dos niños, y no quiero más. Mi mujer me dijo de tener otro y yo le dije: ¿otro niño? ¡TE QUIERE Í A SHUPARLA ÍA!". Actualmente este señor está divorciado. En serio.

Un día en que mi a mi padre se le notaba cansado, le pregunta el sujeto de la frase anterior: "-¿Que pasa gordito? (llama así a mi padre. Sin comentarios) ¿Estás enamorao, estás enamorao, ESTÁS ENAMORAO?"

Al mismo tío le pide mi hermano el código postal, para hacerle una factura. Cara de desconcierto del colega. "-¿Eso qué es? Yo no tengo de eso".

Venía un cliente con un mono de trabajo que parecía de la Guardia Civil. Le dice mi hermano: "-Eso parece de los Civiles". "- Es que me lo ha dado un Guardia Civil; me lo pongo por si hay algún Civil en la carretera me vea y se piense que soy otro de ellos". Momento de silencio y se empieza a reír solo "- El mono este lo ve un Guardia Civil y dice: ostia, la Guardia Civil; ellos mismos se asustan".

"-Eso es muy caro". Respuesta de mi hermano: "-Todo el mundo que viene dice que es barato menos tú". Se ríe el otro y le contesta: "-Yo es que si no digo que es caro reviento".

"-Las tías es que son la ostia".

"-Te descuidas y te meten to la polla".

Un tío nuestro que nos visita de vez en cuando y que no va mal de pelas, mirando su coche: "-Veo el coche así de sucio y me dan ganas de comprarme otro". Pasaron un par de meses y se compró otro.

Como véis, no todo es ganarse el pan con el sudor de la frente, y hay también espacio en la jornada laboral para la tontada y la estupidez. Ahora os toca a vosotros contar las chorradas que oís/decís en vuestros respectivos currelos. Démosle alegría a esto.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

6 comentarios

NtmeC -

Kiüs: bienvenido de nuevo; no hace falta que te disculpes porque esta época del año es lo que tiene para el estudiante, Cris está igual con exámenes y tal, así que no te preocupes, siempre se puede volver al redil.

La verdad es que mientras escribía el post me acordaba bastante de nuestros momentos de frase lapidaria, especialmente y como bien dices del amigo Migue y su cantidad ingente de lo que para mí son perlas. Me gustaría bastante repetirlo pero ya sabes, cada uno tira por su lado y es difícil. Pero quien sabe.

Lo de "creo que he encontrado el clavo" fue uno de esos momentos chungos de la vida para los que no pasa el tiempo; muy grande la situación.

Kiüs -

Sí, soy yo, he vuelto! xD Siento mi laaarga ausencia, pero, ya te conté, exámenes hasta el culo, macho :S (mira, ahí tienes una perlita más xD)

Curiosamente, eso de leer los artículos atrasados(me quedé en el que anunciabas el aniversario del blog :S)no me ha aportado nada que no supiera ya de antes(salvo la existencia de algún que otro grupo deathmetalero), porque me lo contaste tú todo el otro día xD

Así que, una vez acabe el lío, volveré a las andadas y, como ya te dije, te llamaré pa tomarnos unas mirindas o algo xD

Y de este artículo, qué decir...no sé si me he reído más con las frases en sí o imaginándome cómo las dirías tú(amén de que alguna que otra la he escuchado en directo salir de tu aparato fonador xD) Aportaciones?Siempre estarán en el recuerdo el "Qué tangao!" o el "Qué típico!" de nuestro querido Migue, pero, para poner algo que todos puedan captar(lo anterior son coñas personales), pues diré esa perlita que se oyó una vez en clase de "Creo que ya he encontrado el clavo", queriendo expresar que ya había entendido lo que se explicaba(cuanto lamento no haberlo podido escuchar en directo xD)

En fin caballero, me dejo de tonterías que sino no acabo de escribir :P

Salud y Rock'n'Roll!!

NtmeC -

Milgrom: la verdad es que del ambiente de trabajo con mi hermano no me puedo quejar; tenemos también nuestros momentos de odio pero en general intentamos pasarlo lo mejor posible. Además, no en todos los trabajos te dice uno de tus jefes que te lleves una tv de casa para ver la Eurocopa por las tardes.

Milgrom -

Joer que risas. La verdad es que en mi actual curro la peña es superestirada y no hacen coñas, por lo que yo, que soy un tipo que siempre se está riendo de todo y diciendo paridas estoy bastante cortado. A ver si poco a poco voy cambiando el rollo.

NtmeC -

Vengador Tóxico: el otro día precisamente lo comentaba: las frases más graciosas son las que se dicen sin ánimo de hacer coña, y son risibles porque la persona que las dice tiene gracia diciendo algo serio, o bien porque quien la dice cree que está sentando cátedra y sin embargo te parece una tonterida, como el caso de este jefe tuyo. ¿Lo de la ventana lo decía sin reírse? Que grande.

El Vengador Tóxico -

Tuve un jefe durante un montón de años del que afortunadamente logré librarme (ahora soy autónomo: pobre pero muy feliz), que soltaba unas joyas con las que toda la plantilla se descojonaba en su cara. El muy idiota estaba convencido de su elocuencia. Algunas perlas:

- En esta vida hay que ir siempre con la ventana por delante.

- ¡No tienes sangre en los bolsillos!

- Aproximadamente te lo digo por si acaso.

- Tú te ahogas en un bombardeo.

- Nosotros somos distribuidores de Microsoft Porcoreison.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres