Blogia
Enetemec

Hallazgo musical en concierto

El pasado sábado 10 de mayo sentimos nuevamente Cristina y yo la llamada del metal, que nos congregaba en una sala de conciertos de la ciudad (la Sala Q, recinto que hace poco anunció su cierre por problemas de financión y que de momento, tras ciertas negociaciones con el ayuntamiento que según parece les debía pasta, ha dejado indeterminada su clausura) para asistir a la gira de 25 aniversario de los polacos deathmetaleros Vader.

Si bien a mi novia le mola el rollo extremo, sobre todo las sonoridades más afines al black metal o al death melódico sueco de mediados de los 90 (At The Gates, Dartk Tranquility y cía.), no se puede decir que sea una amante a muerte del metal más cafre como es mi caso; de todos modos es alguien que no dice que algo le gusta o no hasta que lo escucha, por lo que tuvo a bien acompañarme; además le comenté que quizá la propuesta de uno de los grupos teloneros, los griegos Septicflesh, podían atraerla por aquello de que su death metal no era al uso, y si bien no podía decirse que yo fuera el mayor fan de la banda había oído alguno de sus discos por encima y me había resultado interesante las atmósferas que conseguían imprimir a su música, que junto a una variedad musical con la base del metal extremo podía llegar a molarle bastante.

 

At The Gates. La cara no se les ha alegrado hasta ahora, que han cobrado vete tú a saber por reunirse. Ole sus huevos, por supuesto

 

Entramos un pelín tarde en la sala, por lo que del primer grupo, blackmetaleros llamados Inactive Messiah sólo pudimos oír un par de temas, que no nos parecieron mal. Tras ellos, el grupo de nuevo cuño Devian se subió al escenario presentando su último disco; destacable es que dos de sus componentes, entre ellos el vocalista, hayan militado en su momento en Marduk, proyecto muy apreciado entre los amantes de la brutalidad metalera. A destacar el cantante, que aunque daba todo lo que podía iba un poco corto en voz el muchacho. Igual en su tierra Suecia no hay Lizipaina, o es que el hombre anda un poco cascado. De todas formas musicalmente la mezcla de black/death no estuvo mal, y como digo dieron lo que pudieron, cosa que está bonita.

La sorpresa llegó con los Septicflesh de marras. Si digo que sonaron mejor que en disco, más directos, compactos a tope y brutales me quedo corto. Como me decía un colega, es de coña que en la sala, en la que hay varios técnicos de sonido, haya veces que sonando un solo canal ni siquiera se oiga, y llegue un solo tío y haga que eso se escuche como nosotros escuchamos aquello. Pero bueno, no me meto tampoco con los chavales.

 

Foto promocional de Septicflesh. Salen tetas. ¿Qué más queréis?

 

Cambios de ritmo, caña burra, partes lentas de ponerte los pelos de punta, atmósferas increíbles...como que en cuanto acabaron su actuación, Cris y yo nos lanzamos de cabeza cual groupies enfervorecidas a por una camiseta del grupo, que ya habíamos visto cuando entramos y que a pesar de gustarnos un taco su diseño, decidimos escuchar lo que Septicflesh nos ofrecían, y nos ofrecieron uno de los mejores directos que hemos tenido la suerte de presenciar. Yo, como sibarita que soy, me agencié su último trabajo, Communion que vendían allí mismo en edición digipack, con diseños interiores iguales a nuestras camisetas. Si entrais en la web del grupo os cagaréis y os revolcaréis en vuestras heces ante tamaño despliegue de buen hacer. Me emociono tanto que suelto estas barbaridades, comprendedme.

Vader también se portaron y con creces, sonando rotundísimos y dando cera por doquier (acabaron el show con su sempiterna versión del Raining Blood de Slayer, comodín de cara a la audiencia) pero además de que ya los había visto antes el cansacio acumulado de la semana hizo que durante su actuación estuviera un pelín distraido. Mi novia se dio cuenta de que los Septicflesh andaban cerca de nosotros y me animó (incluso yo tengo mis momentos de timidez) para acercarme a su vocalista/bajista para que nos firmase las entradas y el cd, cosa que el colega hizo sin pensar. Es más, no tenía yo boli y el griego se puso a buscarme uno. Eso díselo a alguno que yo me sé, que está empezando en esto, y te manda a tomar por donde se empiezan los cestillos.

 

Estos son Vader. Algún pelo fijo que se le metería en la boca en esa sesión de fotos, y no me malinterpretéis

 

Esta semana me empapado un poco la discografía de Septicflesh y debo decir que me han seguido flipando. Es por ello que os recomendamos encarecidamente que si no os importa oír voces guturales, e incluso sin atraeros demasiado el metal extremo, escuchéis al grupo, especialmente sus dos últimos discos, Communion y Sumerian Daemons, porque estoy seguro de que os gustarán como a nosotros. Si encima podéis verlos en directo, os pediría que os llevaráis papel higiénico por si se os escapa. No es coña.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

NtmeC -

Portrait: la escena griega es ciertamente muy apreciada en el metal extremo underground; que recuerde ahora mismo sólo conozco a Septicflesh y Rotting Christ (que también vienen por aquí dentro de poco), y aunque son muy diferentes entre sí creo que se puede encontrar algún rasgo compartido entre ambos. Lo que para mí es seguro es que las dos bandas son excelentes.

La gira de Suffocation y Napalm Death tiene una pinta cojonudísima, creo que si vas te lo pasarás de miedo; actualmente son dos de los grupos que más cera dan encima de un escenario. De echo, conozco gente que ha visto 3 o 4 veces a los Napalm y asegura que cada vez le molan más.

Portrait -

Mi antiguo profe de guitarra era fan de la escena griega de metal extremo (WTF!) y me paso a los Septic Flesh, On thorns I lay...

Hay que ser friki para ser fan de escenas tan underground y que tampoco comparten un sonido comun real.

Por cierto en Barna vienen los Napalm Death y Suffocation el lunes, quiza vaya, quiza...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres